Vecerias. Quien no cuido ganado en corromia
Vecerias en Brañosera

Vecerias. Quien no cuido ganado en corromia

 VECERO, VECERA Y OTROS DERIVADOS DE VEZ EN LA HISTORIA DEL LÉXICO ESPAÑOL.

La idea de guardar turnos para desarrollar determinadas actividades se ha expre-sado en castellano, desde los orígenes de su uso literario, mediante el adjetivo y el sus­tantivo vecero/vecera, y una serie de términos (vecería, vicisitudinario, vicisitud) relacionados con la base latina vicis de la que derivaron todos ellos.

De esa idea originaria surgió una polisemia interesante, con un fuerte arraigo en las hablas dialectales asturleonesas y aragonesas, que ha logrado sobrevivir, pese a las restricciones de su empleo, hasta fechas recientes.

En la actualidad vecero es un adjetivo de uso minoritario, vinculado a la arboricultura, para clasificar algunas especies vegetales según la frecuencia de su fructificación.

Este artículo se ocupa de analizar la historia de vecero y vecera en caste-llano, desde los poemas de Gonzalo de Berceo (que es el primer autor en el que se do-cumenta su empleo) hasta nuestros días, con el fin de mostrar cómo un vocablo que se especializó semánticamente desde sus primeros usos en el ámbito de las actividades agroganaderas ha pasado a convertirse en un tecnicismo vinculado al campo semántico de la flora.

Palabras clave: Historia, léxico castellano, arcaísmo, dialectalismo.

Vecerias en corromia

En el español actual el vocablo vecero (con su variante femenina, vecera) tiene un uso restringido si se aplica fuera del ámbito de la agricultura, donde es frecuente para aludir a la especie arbórea que un año produce frutos abundantes y al siguiente no da ninguno o da muy pocos, como indica el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia en su última edición: vecero, ra. (De vez).

1. adj. Dicho de una planta: que en un año da mucho fruto y poco o ninguno en otro.

2. adj. Se dice de quien tenía que ejercer por vez o turno un cometido o cargo concejil. U. t. c. s.

3. m. y f. Cliente de una tienda, parroquiano.

4. m. y f. Persona que guarda turno o vez para algo.

5. f. Manada de ganado, por lo común porcuno, perteneciente a un vecindario1.

En tiempos pasados vecero mostraba una variedad mayor de usos y acepciones; con el transcurrir de los siglos y los cambios experimentados por algunas costumbres de la vida rural, los significados primarios han ido desgastándose hasta simplificar de manera notable el alcance significativo del vocablo y de su familia léxica.

Desde el punto de vista gramatical, la palabra ha funcionado siempre como un adjetivo (con significados próximos al hecho de realizar ciertas actividades de forma alternativa) o como un sustantivo (para definir a quien es cliente habitual de una tienda o al que guarda los turnos necesarios para ejecutar una acción). En estas dos especializaciones gramaticales ha admitido desde los orígenes de su empleo la natural alternancia de géneros entre el masculino y el femenino.

Vecerias en Brañosera

Vecera. s.f. El hato de puercos y otros ganados que van á la vez, como lo prueba el refrán Que espejo hará la fuente do la vecera se mete (…)

Vecería. s.f. La manada de ganado por lo común porcuno, de un vecindario (…)

Vecero, ra. adj. El que tiene que exercer por vez ó turno algun exercicio ó carga concejil. Úsase tambien como substantivo.

Vecero. Se aplica á los árboles y plantas que en un año dan mucho fruto y en otro poco o ninguno.

Leer todo el articulo Pilar Montero Curiel

Vecerias en Brañosera
Cabras pastando en Brañosera

branosera824

El Pueblo más antiguo de España Brañosera se considera municipio desde el año 824 Este pequeño municipio de 240 habitantes, a 1.200 metros de altitud y en la Montaña Palentina en plena cordillera Cantábrica, al que también pertenecen las localidades de Salcedillo, Vallberzoso, Orbó y Vallejo de Orbó, tiene una belleza singular gracias a la riqueza de su patrimonio histórico, arquitectónico y natural.

Deja una respuesta