La Iglesia de Santo Tomás ubicada en el centro del pueblo fue de factura románica. Pero tras los sucesos revolucionarios de Octubre de 1934 sólo quedan, en el exterior, tres ventanales y algunos canecillos; y en el interior, una talla de la Virgen con el Niño del siglo XII.

Menú de cierre